Ni idea, pero en cualquier caso será apasionante

Mad max 2 -Ni idea, pero en cualquier caso será apasionante, es una de las cuatro posibles respuestas a la pregunta cuarenta del examen de Dirección Financiera II de tercero y cuarto de ECO/ADE. Las otras tres son menos sagaces pero igualmente acertadas: a) tendrá una evolución positiva, b) tendrá una evolución negativa y c) fluctuará.
¿Cuál es la pregunta? La pregunta es: “¿Qué pasará en los próximos meses, años, en estos tres ámbitos: la bolsa europea, los tipos de interés a corto y largo plazo en la zona euro y el coste de capital de las empresas y los estados europeos. “
Esta era la singular y perspicaz pregunta que el profesor Xavier Puig, con un gesto de complicidad (no exento de humor socarrón) regalaba a sus alumnos en el examen final. El 60% de los alumnos contestaron la d), y si bien no existía respuesta correcta, a mi entender es la más acertada. Un dato curioso es que tan sólo un estudiante contestó la b), tendrá una evolución negativa. Parece que nos resistimos a creer que las cosas van a ir a peor a pesar de la insistencia de algunos economistas mediáticos, que no sabemos si por veraz conocimiento o por voraz apetito – a más catastrofista más visitas al blog y más entrevistas – insisten en vaticinar la llegada de Mad Max en la Cúpula del Trueno a las calles de nuestro país.
Son muchos los que creen, o pretenden hacernos creer, que conocen la respuesta y pocos los que con humildad reconocen que no tenemos ni idea.

Publicada en Personal article | Etiquetas , , | Comentarios cerrados

Economía… ¿familiar o estatal?

200439063-001Últimamente la prensa económica está de enhorabuena, el flujo de noticias y debates sobre problemas, medidas, reformas y fórmulas mágicas es inagotable. Uno de los debates más candentes es la reforma laboral. Soy consciente de que este tema hiere susceptibilidades, pero considero crucial hablar de ello sin tapujos ni prejuicios. Hemos de curar al enfermo antes de pensar en mejorar su calidad de vida. Me explico.  A mi entender las medidas han de ser contundentes, exentas de juicios morales o moralinas y con una doble vertiente: económica y social.

Dentro de la vertiente económica, es urgente – que no más importante – adecuar los costes a los ingresos. Y esto ha de hacerse a todos los niveles: familiar, empresarial, regional (CCAA) y Estatal.
Es mucho más sencillo situar el escenario en el ámbito familiar, pero la argumentación es extensible al resto. Cuando una familia está en crisis, es decir, sus deudas son insostenibles (deuda externa), los gastos superan los ingresos (déficit)  y no es viable incrementar los ingresos a corto y medio plazo, parece obvio que la solución inmediata es reducir el gasto  al mínimo. Adecuarlo al nivel de renta, es decir a la productividad de la familia. También parece lógico que el siguiente paso sea reducir las deudas que asfixian y que reducen la capacidad de inversión y de generar mayor riqueza a largo plazo.

Otra medida importante, no tanto para las familias como para las empresas, es contratar servicios a un precio hora asequible, adecuado a la capacidad de generar riqueza; a la productividad de la familia. No puede ser de otra forma, no podemos gastar por encima de nuestras posibilidades, a largo plazo desemboca en mayores perjuicios. Y esto es precisamente lo que muchos economistas tratan de explicar a sindicatos y gobierno sin mucho éxito. Comprendo que es muy tentador caer en la justificación moral de mantener, incluso aumentar, el poder adquisitivo de las familias y de equiparar nuestro nivel salarial al de otros países europeos. Es una voluntad comprensible, pero no exenta de demagogia si no valoramos las consecuencias. Pagar caro reduce nuestra competitividad, nuestra capacidad de autofinanciación e inversión y a la larga incrementa el paro y la inflación. No podemos pagar por encima de la riqueza que generamos, a pesar de que el lampista y el albañil (que vienen a casa) se merezcan un salario mejor.

La segunda vertiente tiene efectos a más largo plazo; menos urgente, pero más importante. En el entendimiento de que todos queremos un salario mejor, mejores casas, mejor sanidad, educación, es decir, mejor calidad de vida, hemos de procurar poner los medios necesarios para conseguirlo. A mi sólo se me ocurre una forma; invertir en nosotros. Hemos de aumentar la inversión en actualizarnos y en adquirir nuevos y mejores conocimientos para poder ofrecer al mercado aquello que necesita y que, por lo tanto, paga.  Así mismo, hemos de mejorar nuestro ratio recursospropios-beneficio obtenido, incrementando la eficiencia de nuestro esfuerzo, ampliando el abanico de opciones y estrategias. En definitiva hemos de invertir en educación y en I+D, no conozco otra forma. Y mejorar en educación no significa pagar más. El máster más caro no es necesariamente el mejor, puede abrir puertas pero cerrar mentes. Soy consciente de que vivimos en el paraíso del parcheado y aparentamos sin serlo. No nos auto-engañemos, seamos exigentes. Se ha de invertir en educación de probada eficacia. ¿Es el modelo americano (actual reforma de Bolonia)? No lo sé, lo que sí sé es que no podemos permitirnos muchos errores ya que la rectificación es excesivamente larga y costosa.

Alemania ha conseguido muchos de estos objetivos, ha mejorado su educación (basada en una larga tradición de prácticas en empresas y estancias en el extranjero), ha mejorado su productividad y su competitividad y ha constitucionalizado el límite de  deuda y de  déficit. Ahora pretende extender estas medidas al resto de la eurozona, y realmente espero que triunfe, es la única forma de que resquemores internos no interfieran; si lo dice Madrid es centralismo, si lo dice el PP es fascismo, si lo dice el Gobierno no es creíble pero si lo impone Angela Merkel, va a misa… realmente da que pensar.

Publicada en Noticias | Dejar un comentario

¿Qué pasa con cajas y bancos?

mapa_cajas_vialogosTrataré de explicarlo de forma breve y sencilla.
El gobierno exige a las cajas y bancos españoles que se recapitalicen, es decir que aumenten la proporción de  fondos propios (core capital) respecto al total de sus activos. Esta medida incrementaría la confianza en la solvencia financiera de nuestro país, lo cual, en estos momentos es una gran prioridad. La exigencia asciende a un 8% para los bancos y un 9% o 10% para las cajas que (1) no cotizan en bolsa (2) no tienen accionistas privados o (3) dependen en más de un 20% de los mercados mayoristas. Estos objetivos son, de forma intencionada, más altos que los exigidos en el acuerdo de Basilea III.

El ratio medio de capitalización de las cajas españolas está en el 8%, lo que implica que prácticamente ninguna caja alcanza el objetivo marcado. Probablemente la única solución que tengan la mayoría de ellas sea la de convertirse en banco y captar dinero privado.

La ministra Salgado informó que, tanto cajas como bancos, tenían de plazo hasta el próximo mes de septiembre para alcanzar dichos objetivos. En caso no lograrlo, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) rescatará a la entidad entrando, de forma temporal por un periodo máximo de 5 años, como accionista con derechos políticos y presencia física en función de su participación.

En estos últimos meses hemos presenciado una reducción drástica del número de cajas, de 40 hemos pasado a 17 cajas a nivel nacional (Cataluña pasa de 10 a 3). Las fórmulas que han empleado han sido diversas, desde fusiones o adquisiciones a la nueva figura jurídica de Sistema Institucional de Protección (SIP o fusiones frías), que no es más que un holding financiero que permite operar a cada entidad con su propia marca. Un sistema diseñado en España para adaptarse a la particular naturaleza jurídica y la estrecha relación política que poseen las cajas con las autonomías.

Además de esta reestructuración que ha necesitado más de 11.000 millones de euros del FROB, los bancos y las cajas han tratado cubrir las pérdidas ocasionadas por la burbuja inmobiliaria cortando de forma drástica el crédito al resto de la economía. El saneamiento interno se calcula asciende a 92.000 millones de euros. Ya que nos han puteado como mínimo que haya servido para algo.

Estas medidas tienen como objetivo reestablecer la confianza de los mercados internacionales en nuestro sistema financiero. Pero sepamos qué opinan ellos:

1.    El Financial Times considera excesivo el plazo hasta septiembre e insuficiente la cifra de 20.000 millones de euros (dada por el gobierno español) para rescatar a las entidades que no logren dichos objetivos.
2.    El Banco de Inversión japonés Nomura, cifra este rescate en 43.000 y USB en 90.000 millones de euros. (Mientras solo sea eso).
3.    La Agencia de calificación de riesgos Fitch duda de la existencia de estímulo suficiente para atraer capital privado dada la calidad de la deuda.

Bueno, no está mal. Eso sí, no puede faltar la autocrítica. El partido socialista no necesita a nadie externo para cuestionar su eficacia. Joaquín Almunia (comisario de la CE) se muestra igualmente receloso ante el optimismo del gobierno respecto a la cifra de 20.000 millones de euros.  Después lo atribuye a una errónea interpretación de la prensa (otra vez).

Lo que no me parece ya tan innocuo son las voces que se alzan desde la periferia confiriendo a esta medida un doble carácter: financiero y político. Debido a la función de las cajas como instrumento financiero de las autonomías, las medidas están siendo percibidas como una fórmula de centralización del sistema financiero y una oportunidad perfecta para romper la baraja autonómica. Esto sí que suena a trompetas de guerra.

Publicada en Noticias | Comentarios cerrados

Nuevos Consultores

helpGestorías y consultorías pierden clientes, principalmente pequeñas y medianas empresas que luchan por sobrevivir. Desde el inicio de la crisis, las Pymes sufren fuertes tensiones de tesorería que las ahogan y en ocasiones incluso las mata. Ya bien sea por el incremento de los impagados, por falta de financiación o por pérdida de competitividad y cuota de mercado, nuestro tejido empresarial no tiene capacidad de pago para asumir gastos innecesarios.

Seamos autocríticos; la mayoría de consultoras funcionan como hace 20 años. Se limitan a contabilizar de forma automática las facturas y a elaborar los impuestos sin aportar valor añadido, sin analizar de forma personalizada y profesional las necesidades y posibilidades de sus clientes. Es precisamente en tiempos de crisis cuando la función de este tipo de empresas debiera ser más necesaria.  Nuestro tejido empresarial está repleto de pequeños emprendedores que han iniciado un proyecto con entusiasmo y con visión comercial pero con limitados conocimientos de gestión. Es precisamente este conocimiento el que “compran” a través de las cuotas mensuales que durante años transfieren a sus gestores. Soluciones eficientes a la falta de financiación, a la búsqueda de un nuevo modelo de negocio, a la ineficiente estructura patrimonial de la empresa. Aquellos elementos que inciden directamente en la generación de valor en la empresa.

Palabras como rentabilidad, rotación, apalancamiento, autofinanciación, capitalización, plan estratégico, son grandes desconocidas para muchos de nuestros empresarios, en cambio debieran ser íntimas amigas, confidentes que les susurrasen a través de los consultores el camino a seguir.

Publicada en Noticias | Comentarios cerrados

Ineptitud o desconocimiento

politicosEl Gobierno estadounidense se ratifica en su intento desesperado de reactivar la economía americana a través de un paquete de estímulos fiscales destinados a incentivar el consumo. Nada nuevo, nada imaginativo, una política llevada a cabo desde hace más de cien años por la mayoría los países desarrollados; el manido “remedio” keynesiano del sistema capitalista. Este sistema está basado en el crecimiento continuo de la economía potenciando el consumo. En sus inicios el capitalismo lo tuvo fácil, hasta ese momento sólo unos pocos tenían la posibilidad de acumular capital y consecuentemente de consumir, pero la llegada de la revolución industrial y el incremento del poder adquisitivo de la clase trabajadora incentivó el consumo y el bienestar social de forma continuada hasta aproximadamente la década de los sesenta.  Una vez las familias llegaron al límite de su capacidad de ahorro el crédito fue el gran salvador. Conseguimos trampear primer escollo. A finales del siglo veinte la necesidad de crecer fue aún mayor, el crédito no era suficiente, entonces los mercados de capital y los nuevos instrumentos financieros lograron sortear el siguiente escollo. El crecimiento debía continuar, y cada vez queríamos más.  Durante los últimos años “la creatividad financiera” alcanzó niveles  insostenibles y descontrolados desembocando en la crisis que desde hace tres años nos ocupa.
La solución que encuentran los gobiernos para salir de esta crisis es obvia: incentivar el consumo. Pero hemos de entender que es imposible que las familias incrementen el consumo si no son capaces de reducir su deuda. No se trata de acertar con la política adecuada, no es una mera cuestión de ineptitud política, es aún peor, se trata de un total desconocimiento de la situación y del camino a seguir. Las reglas del juego han cambiado y están perdidos.
Con el tiempo el sistema económico, tal y como lo conocemos, morirá. Se crearán nuevas reglas en las que basar nuestra economía, nuevos retos y nuevas  fórmulas para “trampear” los límites. Esperemos que el nuevo sistema  económico y social incorpore conceptos como la sostenibilidad y la productividad en su estructura. Quién sabe, puede que esta crisis sea el comienzo de una gran… sociedad.

Publicada en Noticias | Comentarios cerrados

Hagamos que ocurra

la-graduacionLa imagen que tienen los jóvenes universitarios de hoy en día, y los de siempre, acerca de su futuro laboral es, si no cómoda, muy acomodada. Hace unos días un estudiante de “telecos” a punto de acabar la carrera se lamentaba de la precariedad de las ofertas trabajo, al menos en España, y me explicaba las desgracias de un compañero de su promoción y cómo sólo le ofrecen trabajos poco cualificados y peor remunerados.
Reconozco las carencias de nuestro mercado laboral y principalmente en sectores con alto contenido tecnológico, pero debiéramos preguntarnos lo que un nuevo y popular concepto llamado “coaching” promulga: qué estamos haciendo mal o bien que debiéramos hacer para provocar que ocurra. La creencia de muchos jóvenes es que con la carrea, y probablemente algún máster, adquieren el derecho a un trabajo “decente” con tan solo torpedear sus CV (en muchos casos pobres, mal confeccionados y despersonalizados) de forma indiscriminada en Infojobs.

Se han parado a pensar estas jóvenes promesas qué es lo que quieren, en qué empresa o en qué sector quieren trabajar, cómo son éstas empresas, qué buscan o qué necesitan. Se han parado a pensar qué pueden ofrecer a dichas empresas, cómo pueden ser valiosos para ellas hoy o en un futuro próximo. ¿Han sabido aprovechar uno de sus activos más importantes a su alcance, los profesores universitarios, para algo más que para reclamar en algún examen? Me temo que no.
Mi respuesta no fue la que el estudiante esperaba. No apoyé sus críticas y lamentos. Le pregunté si había leído el diario de ésa mañana (no lo había hecho) donde un artículo comentaba la inminente expansión el sector de la energía eólica y la necesidad creciente de personal cualificado. Le animé a investigar cómo son y que necesitan las empresas en las que le gustaría trabajar. Podría, con la excusa del proyecto final de carrerea, concertar entrevistas con algún responsable en áreas de su interés y de esta forma generar algún contacto o como mínimo información valiosa para su búsqueda.

Seamos imaginativos, y sobre todo seamos proactivos y hagamos que ocurra. Si queremos llegar a Paris en coche lo más probable es que utilizamos un mapa y tracemos el recorrido. Por qué no hacemos algo tan sencillo para tomar una de las decisiones más relevantes en nuestro futuro.

Publicada en Noticias | Comentarios cerrados

La Esperada Reforma

LinksEscándalos como Enron, WorldCom o el más reciente Caso Millet, Palau de la Música, nos llevan a debatir acerca del papel del “maquillaje” contable en ese afán empresarial de maximización de beneficios y búsqueda de notoriedad y poder. Se trata de un mal endémico, principalmente en nuestra amada cultura mediterránea, que perpetúa ineficiencias como la baja productividad y competitividad de nuestra masa empresarial y laboral.
La reforma laboral presentada por el actual gobierno español es una muestra inequívoca de otro formato de maquillaje, en esta ocasión político muy representativo de nuestro “savoir-faire”. Nuestros líderes se han hecho la siguiente pregunta: Cómo podemos calmar a Europa, contener a los sindicatos y salvar la cara frente al voto izquierdista? En lugar de plantearse las necesidades reales de un mercado laboral obsoleto, rígido e ineficiente. Es un avance tímido, que buscará en el trámite parlamentario el apoyo (y pago político) del resto de partidos políticos (si nos hundimos que sea en compañía).
La reforma ha de profundizar hasta la estructura de la negociación colectiva, el control judicial e incluso la formación de nuestra oferta de trabajo. Nuestro sistema adolece de una excesiva rigidez en su forma y resolución. Incentivar la creación de empleo debiera ser uno de los objetivos fundamentales de esta reforma. Reducir el contrato temporal a dos años en un país como el nuestro, donde la temporalidad de ciertos sectores económicos es estructural no va a favorecer este objetivo.  El abaratamiento del despido, si bien una medida necesaria como paliativo a la reticencia empresarial a contratar, se ha diseñado para futuros contratos ralentizando un cambio que nos urge. Y finalmente la ambigüedad en la procedencia del despido que abarataría hasta 20 días el coste estará finalmente sujeta a la decisión judicial que, a la vista de la experiencia, resolverá con carácter generalizado como improcedentes.
Una pequeña brecha que ha de profundizar en su periplo parlamentario hacia reformas que ahonden en causas estructurales que flexibilicen y rompan tabúes tan obsoletos como dañinos en una cultura como la nuestra, en la que el trabajo es más un derecho que un deber.

Publicada en Noticias | Comentarios cerrados

A new era

manos mundoCapitalism bases their existence in a simple concept, increasing growth of the productive capacity, accumulation and reinvestment of profits, increasing growth of consumption, debt and credit under the assumption of unlimited resources. But resources are not unlimited and capitalism requires a steady expansion that is clearly not possible.
Western countries have been engaged in a virtuous spiral during the past decades, a phase in which everyone was always better (more-and-more), never worse. In the last years of the twentieth century capitalism emphasized the supply side (companies/capital); capital rules the game, capital is the most important and therefore has to have the maximum facilities. But nowadays the framework has changed: global reduction of GDP, increasing unemployment, credit crunch and shortage of resources forces us to assume we will not grow as we have done ever again. It is physically impossible.
We have driven all these years at double speed and we will have to pay a very high price. The growth of the planet has been based on the belief that endless economic growth was possible (even necessary) because technology and financial engineering would solve any arising tension. However debt has become physically unsustainable and consumption capacity is exhausted.  Our system is facing a global crisis.
The systemic-crisis will force us to change the way of doing things, to change the way of working because the former is exhausted. These first years of crisis we have been aware of a prominence number of concepts: coordination, collaboration and accountability. Concepts understood under a premise of operability and optimization of “scarce” resources. Economic actors and institutions, that include banks, must coordinate to achieve a goal that will benefit all.
The conclusion is that much of the solution lies in a reassessment of various aspects of economic and social realities which will be launched by enacting a number of regulatory mandates to be the embryo of a new structure. We cannot afford to turn away from the inevitable, moreover, if we are capable of turning 180º our discourse we will discover innovative alternatives to our past and obsolete policies.
The latest events have led to a feeling of impotence among the financial forces and a growing mistrust of the population. We must be able to anticipate this new scenario, to be pioneers embodying new standards and values that will govern our future economy. The capitalist system as we know it, maximizing profits regardless the consequences and the resources has come to an end. I defend sustainable growth, committed to our environment, our employees and our shareholders but especially to the future of an increasingly globalized-cooperative system is the winning strategy

Publicada en Personal article | Etiquetas | Comentarios cerrados

A Rumasa se le complica el negocio

pagares-rumasaEn el mes de diciembre publiqué un artículo acerca de “La nueva Rumasa” advirtiendo sobre riesgo que la emisión de pagarés supone para los posibles inversores.  Ahora a la familia Ruiz-Mateos se le complica el negocio. Hasta el momento estas colocaciones masivas de pagarés se han realizado sin el control de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV) aprovechando un “hueco” en la norma por el que se permite emitir pagarés con valor unitario superior a 50.000€ sin dicho control por suponer a los destinatarios inversores cualificados. “Se han dado casos en que emisiones que se han acogido a esta excepción se han colocado entre inversores minoristas”, según el Ministerio de Economía. Por ello, el Real Decreto suprime esta excepción cuando las emisiones de estos productos se hagan con publicidad. En estos casos, tendrán que contar con un intermediario financiero registrado en la CNMV.

De esta forma, estas operaciones estarán respaldadas por una entidad que asumirá la responsabilidad de que se cumplan las condiciones ofertadas y su adecuación al perfil de riesgo del inversor. Sin embargo este dinero seguirá sin estar protegido por el Fondo de Garantía de Inversiones. Esto significa que se van a acabar las colocaciones de estos pagarés porque “va a ser muy difícil que ningún bróker o banco de inversión se comprometa a asumir la responsabilidad de este tipo de operaciones tan sui generis y con falta de información respecto a la situación de la empresa que las emite o al valor de los activos que se usan como garantía”, explica uno de ellos.  Más vale tarde que nunca.

Publicada en Noticias | Comentarios cerrados

Una barrera al crecimiento empresarial

Memoria Defensor Cliente Endesa 2008Uno de los problemas a los que se enfrentan los emprendedores es la parte burocrática de su proyecto empresarial. Una vez salvada la peor parte, elaborar tu plan de negocio, el total desconocimiento del “papeleo” se convierte en el principal escollo. Existen infinidad de entidades como Cámaras de comercio, Administraciones locales o Universidades que ofrecen orientación al emprendedor, pero también la empresa privada acude ante la oportunidad que dicha ineficacia les brinda.
A pesar de los esfuerzos realizados para facilitar los trámites burocráticos mediante la creación de las Ventanillas Únicas Empresariales (VUE) y los Puntos de Asesoramiento e Inicio de Tramitación (PAIT), muchas son las provincias en que aun no son una realidad y donde los pasos que se han de realizar son largos y farragosos; Escritura de constitución, Certificación negativa del nombre, presentación de la declaración censal, obtención del CIF, Liquidación del Impuesto de Transmisiones de Patrimonio y Actos Jurídicos Documentados, Inscripción en el Registro Mercantil, alta en IAE, inscripción en la Seguridad Social, legalización de los libros oficiales, comunicación de la apertura del centro de trabajo y obtención de la licencia municipal de actividades e instalaciones. Una larga peregrinación hacia la incertidumbre. España está muy alejada de sus vecinos europeos en facilidades para el autoempleo. Francia ha aprobado el Estatuto del Auto emprendedor que ofrece la posibilidad de reducir las formalidades a un sencillo cuestionario que puede hacerse por Internet en tres minutos.
Es cierto que en el caso de los autónomos, los trámites son mucho más sencillos pero el riesgo es también más alto, la responsabilidad es ilimitada; es decir, no existe diferencia entre el patrimonio mercantil y el personal. El parlamento francés ha aprobado una ley para proteger los bienes privados del autónomo en caso de quiebra.  Ambas medidas han permitido que medio millón de empresas se hayan creado en el país vecino en plena crisis. ¿Podría España hacer lo mismo?

Publicada en Noticias | Etiquetas | Comentarios cerrados