Una barrera al crecimiento empresarial

Memoria Defensor Cliente Endesa 2008Uno de los problemas a los que se enfrentan los emprendedores es la parte burocrática de su proyecto empresarial. Una vez salvada la peor parte, elaborar tu plan de negocio, el total desconocimiento del “papeleo” se convierte en el principal escollo. Existen infinidad de entidades como Cámaras de comercio, Administraciones locales o Universidades que ofrecen orientación al emprendedor, pero también la empresa privada acude ante la oportunidad que dicha ineficacia les brinda.
A pesar de los esfuerzos realizados para facilitar los trámites burocráticos mediante la creación de las Ventanillas Únicas Empresariales (VUE) y los Puntos de Asesoramiento e Inicio de Tramitación (PAIT), muchas son las provincias en que aun no son una realidad y donde los pasos que se han de realizar son largos y farragosos; Escritura de constitución, Certificación negativa del nombre, presentación de la declaración censal, obtención del CIF, Liquidación del Impuesto de Transmisiones de Patrimonio y Actos Jurídicos Documentados, Inscripción en el Registro Mercantil, alta en IAE, inscripción en la Seguridad Social, legalización de los libros oficiales, comunicación de la apertura del centro de trabajo y obtención de la licencia municipal de actividades e instalaciones. Una larga peregrinación hacia la incertidumbre. España está muy alejada de sus vecinos europeos en facilidades para el autoempleo. Francia ha aprobado el Estatuto del Auto emprendedor que ofrece la posibilidad de reducir las formalidades a un sencillo cuestionario que puede hacerse por Internet en tres minutos.
Es cierto que en el caso de los autónomos, los trámites son mucho más sencillos pero el riesgo es también más alto, la responsabilidad es ilimitada; es decir, no existe diferencia entre el patrimonio mercantil y el personal. El parlamento francés ha aprobado una ley para proteger los bienes privados del autónomo en caso de quiebra.  Ambas medidas han permitido que medio millón de empresas se hayan creado en el país vecino en plena crisis. ¿Podría España hacer lo mismo?

Esta entrada fue publicada en Noticias y clasificada en . Ir al permalink.Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.